Noticias

Tribunal superior de Japón dictamina que los tatuadores no necesitan licencia médica

3
(2)

La Corte Suprema ha dictaminado por primera vez que tatuar personas sin una licencia médica no constituye una violación de la ley de médicos.

En la decisión, dictada el miércoles, el Second Petty Bench de la corte superior rechazó una apelación de los fiscales públicos sobre una demanda contra Taiki Masuda, un hombre de 32 años que tatuó a tres personas. Finaliza un fallo del tribunal superior que anuló un veredicto del tribunal de distrito que multaba al hombre con 150.000 yenes.

Los fiscales habían argumentado que tatuar personas puede considerarse un acto médico y que, por lo tanto, los tatuadores deben tener licencias médicas. Masuda no tenía licencia médica.

El Second Petty Bench definió los actos médicos como “acciones consideradas como tratamiento médico u orientación sanitaria que podrían causar daños higiénicos si no las realizan los médicos“. Luego dijo que “los tatuajes requieren habilidades artísticas diferentes a la medicina, y que no se puede asumir que los médicos hagan el acto exclusivamente”, concluyendo que la práctica no es un acto médico.

En una opinión concurrente, el juez Koichi Kusano dijo que se debería hacer una nueva ley si es necesario aplicar restricciones legales para prevenir los riesgos de los procedimientos de tatuaje.

Taiki Masuda

¿Ahora es legal tatuar en Japón?

Primero un poco de historia.  Japón tiene una relación larga y oscura con los tatuajes.
En el siglo XVII, los criminales eran tatuados como una forma de castigo y para advertir a otros que eran criminales. Luego, en el siglo XIX llegó una prohibición absoluta de la tinta corporal que duró hasta 1948.

En 1948, pocos años después de la derrota en la Segunda Guerra Mundial, Japón eliminó por completo las regulaciones en torno a los tatuajes. Bajo la ocupación de la Comandancia Suprema de las Fuerzas Aliadas se establecieron bases del ejército estadounidense en cada región del país, y muchos tatuadores comenzaron a trabajar cerca de la base de Yokosuka donde tatuaban a los soldados estadounidenses destinados allí. Estos clientes preferían tatuajes con el estilo de los Estados Unidos en lugar de diseños japoneses, y hubo una gran demanda durante las épocas de las guerras de Corea y de Vietnam.

Tras un largo tiempo en la clandestinidad entre la sociedad japonesa, el arte del irezumi volvió a salir a la luz en forma de libros de expertos tatuadores y exposiciones en la década de 1970. Durante esta época diseñadores de moda como Issey Miyake o Yamamoto Kansai crearon vestidos inspirados en el arte del tatuaje japonés. En la década de 1980 un creciente número de jóvenes japoneses comenzaron a sentir interés por los tatuajes al ver cómo los miembros de sus bandas de rock favoritas de los Estados Unidos los llevaban. Desde entonces este interés ha ido en aumento, y cada vez más personas optan por los diseños tradicionales del irezumi japonés.


How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 3 / 5. Vote count: 2

No votes so far! Be the first to rate this post.

As you found this post useful...

Follow us on social media!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Tell us how we can improve this post?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies