Crimen en Japón

Al menos dos muertos y dieciséis heridos en un apuñalamiento masivo en Kawasaki

Un hombre ha matado a una niña de 12 años y un hombre de 39 años a puñaladas este martes en Kawasaki, cerca de Tokio, antes de herirse mortalmente con un arma blanca y dejar al menos a otras 16 personas heridas.

El ataque, un acontecimiento raro en Japón, país considerado como muy seguro, se produjo poco antes de las 08H00 locales, en un lugar de la ciudad donde muchos niños esperaban la llegada de un autobús escolar.

Kiyoshi Matsuda, subdirector del Hospital Musashi Kosugi, confirmó a la prensa que una escolar de 12 años y un hombre de 39 sucumbieron a las heridas sufridas en el ataque.

En tanto, la prensa local coincidió en que el supuesto atacante, un hombre de aproximadamente 50 años, también había muerto por las heridas que autoinfligió con un arma blanca.


El hombre asesinado “es al parecer el padre de uno de los niños que se encontraban en el lugar“, indicó el canal de televisión NHK, citando una fuente policial.

Los servicios de emergencia anunciaron que por lo menos 16 personas fueron atendidas a causa de las heridas sufridas en el ataque.

Hasta el momento se desconocen los motivos que llevaron al desconocido a perpetrar el ataque.

Es un caso verdaderamente atroz. Siento una gran cólera. Expreso mi sincero pésame a las víctimas y espero que los heridos se restablezcan rápidamente“, declaró el primer ministro japonés Abe Shinzo en una declaración televisiva.

Gritos y Sangre

Un hombre que se identificó como Matsumoto, de 25 años, dijo a AFP que escuchó gritos poco después de despertar y corrió a la calle a ver qué ocurría.

Es difícil describir cómo fue, como se sintieron esos gritos. No eran niñas divirtiéndose, era un sonido que no era normal“, dijo.

“Vi un hombre tirado en el suelo. También vi una niña tirada. Había también cinco o seis niñas, tal vez hayan sido ellas las que gritaron. Había sangre en todas ellas“, relató.

El ataque ocurrió en horas en que los autobuses estaban repletos de gente yendo a trabajar y estudiantes camino de las escuelas.

Según el Departamento de Bomberos, la primera llamada de emergencia llegó antes de las 8 de la mañana. Poco después, el lugar donde ocurrió el ataque estaba acordonado por la policía. Por lo menos tres camionetas de la policía cerraban el paso de vehículos, y era posible ver ambulancias y automóviles de los bomberos.

 

Entre los heridos se cuentan “una mujer de unos 40 años y tres niñas, de unos seis años de edad“, que sufren heridas graves “especialmente a la altura de la cabeza y el cuello“, dijo Takehito Otsubo, director adjunto del hospital donde están siendo atendidas.

Todas ellas “serán sometidas a intervención quirúrgica y serán transferidas posteriormente a una unidad de cuidados intensivos“, añadió.

De acuerdo con la red de televisión NHK, los peritos de la policía hallaron dos cuchillos en el lugar del ataque.

Las primeras informaciones reportaban un ataque en un parque, pero los testigos coincidieron en afirmar que ocurrió junto a una parada de autobús generalmente utilizada por estudiantes de una escuela primaria próxima.

Escuché el ruido de las ambulancias y vi que había una persona en el suelo, sangrando, cerca de una parada de autobús”, relató un testigo no identificado a la red NHK. El mismo hombre añadió que “hay otra parada de autobús muy cerca de la escuela elemental, y vi alumnos de primaria tirados en el piso. Este es un barrio muy tranquilo, asusta que esto pueda pasar“.

Otro hombre dijo que “aparentemente un hombre subió al ómnibus de la escuela que mi hija utiliza, y apuñaló a varias personas“.

Otro testigo dijo al periódico Asahi que el hombre gritó “¡Los voy a matar!“, aunque esta información no ha sido confirmada.

Inicio de las investigaciones

Toda el área donde ocurrió el ataque fue acordonada por la policía, al tiempo que los peritos forenses ya han comenzado a buscar pruebas. De acuerdo con la red de televisión NHK, los peritos de la policía hallaron dos cuchillos en el lugar del ataque.

En las primeras imágenes transmitidas por televisión se pudo ver numerosas ambulancias y que los expertos habían montado tiendas de urgencia improvisadas para tratar de los heridos. Japón posee una de las menores tasas de crímenes violentos entre los países desarrollados y los ataques en masa son extremadamente raros. En los casos conocidos, sin embargo, es común verificar el uso de armas blancas.

En 2018, un hombre fue detenido en el centro de Japón después de matar una persona a puñaladas y herir a otras dos a bordo del famoso tren bala, incidente que promovió la adopción de fuertes medidas de seguridad en esa línea de trenes de alta velocidad.

A su vez, en 2016 un hombre mató a puñaladas a 19 personas en un centro de soporte psicológico en el sur de Tokio, en lo que describió como una misión para librar al mundo de ciudadanos con problemas mentales.

En 2008 un hombre de 28 años provocó la muerte de siete personas y heridas a otras 10 al atacar aleatoriamente a transeúntes en Tokio, inicialmente atropellándolas con un camión para posteriormente utilizar un cuchillo, este caso se conoce como el asesino de Akihabara.

Califica esta publicación

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies