Cuando pensamos en Japón de las primeras cosas que nos viene a la cabeza es la enorme seguridad del país. Es algo que siempre asombra a los extranjeros. En Japón nadie te roba nada, incluso aunque dejes tu móvil o tu portátil en la mesa mientras vas al baño. Comparado con otros países, su indice de criminalidad es ridículamente bajo.

Sin embargo, obviamente no todo es perfecto, ni siquiera en Japón. Entre este bajo indice de criminalidad se encuentra una estafa bastante extendida en todo el país.  Hablamos del “Ore ore sagi” (オレオレ詐欺) o “fraude del yo” .

Ore” en japonés significa “yo” en masculino (es una palabra que sólo usan los hombres, no las mujeres). Los chicos japoneses suelen decir “ore ore” cuando llaman por teléfono. Como nuestro “Soy yo” o “Yooo” al llamar al timbre o por teléfono.

El problema esta en que no suelen llamar mucho por teléfono a sus padres y hay quién se aprovecha de esto. Llaman a mujeres mayores sobretodo, haciéndose pasar por su hijo. Cuando las mujeres preguntan ellos responden “ore ore” y como ellas no saben reconocer la voz de su hijo por teléfono, se lo creen. Entonces les dicen que están en un aprieto económico urgente. “Tengo una deuda que tengo que cancelar mañana” o cualquier otro tipo de excusa de ese tipo.  La cantidad que necesitan es siempre una cantidad bastante elevada de dinero. Entonces le piden a su “madre” si puede ingresarle urgentemente ese dinero a su cuenta corriente. También sucede con los padres, pero con menos frecuencia.

Por eso muchos cajeros ya avisan de que vayas con cuidado porque hay gente pidiendo dinero haciéndose pasar por tu familia o la policía, y que tengas cuidado con números de teléfonos extraños. A continuación os dejo una foto con lo que aparecía en mi banco cada vez que realizaba una transferencia.

 

La primera vez que escuchamos de esta estafa nos sorprendimos bastante. Supongo que nuestro pensamiento es ¿Como no pueden unos padres reconocer la voz de su hijo por teléfono? Y como puede existir esta estafa en un país sin apenas corrupción ni estafas ni robos. Por eso nos ha parecido interesante compartirlo con vosotros, ¿que os ha parecido? ¿ya la conocíais?

comments

Author

Graduada en Estudios de Asia Oriental con mención en Japón (Universidad Autónoma de Barcelona). Máster en curso en Dirección y gestión de empresas turísticas (Universidad Rey Juan Carlos). Catalana de nacimiento, pero con la mitad de mi corazón en Tokio, donde he vivido casi dos años y medio, primero estudiando japonés en ISI Language School y luego en Akamonkai Japanese Language School.
Soy sólo una niña perdida que como Peter Pan no quiere crecer y le encanta viajar por el mundo. Creo en la magia y los cuentos de hadas. Además de viajar me gusta leer (que es otra manera de viajar), escribir, la historia, la cultura, la música y los doramas.