Un insólito caso de estafa en Japón parece haber llegado a su conclusión seis años después.

Entre agosto y octubre de 2011, tres hombres se acercaron a una mujer de 72 años en Nagoya para ofrecerle la oportunidad de realizar una gran inversión comprando billetes de un millón de dólares (con el rostro de George Washington) a 1,5 millones de yenes (casi 13.800 dólares al tipo de cambio actual) cada uno.

La mujer compró cuatro billetes de un millón de dólares. Para ello, desembolsó seis millones de yenes (alrededor de 55.000 dólares).

Los estafadores le dijeron a la mujer que cada billete de un millón de dólares, que a ella le costaron 1,5 millones de yenes, valdría 45 millones de yenes (412 mil dólares aproximadamente) dentro de un año. Es decir, si la anciana vendiera los cuatro billetes a 180 millones de yenes (1,64 millones de dólares), restando el costo inicial de seis millones de yenes, ganaría 174 millones de yenes (1,59 millones de dólares).

Al margen del hecho de que no existen los billetes de un millón de dólares, la víctima no tomó en cuenta otro detalle: ¿qué inversión es esa en la que uno vende cuatro millones de dólares para “ganar” 1,59 millones de dólares?

La anciana denunció la estafa en 2015. La policía de Nagoya arrestó a dos de los ladrones, y el miércoles Yomiuri, en un artículo que recoge el sitio SoraNews24, hizo público el arresto de Katsutaka Nakamura, un hombre de 82 años que según la policía sería el tercer miembro del grupo de estafadores.

comments

Author

Japón al alcance de tus manos. Vídeos, noticias, vida diaria, curiosidades, lugares que no conocías y mucho más!