La ciudad japonesa de Hiroshima conmemoró este domingo el 72 aniversario del lanzamiento de la bomba atómica que mató a cientos de miles de personas al final de la Segunda Guerra Mundial, con una ceremonia en la que se llamó al desarme nuclear global.

El acto se celebró en el Parque de la Paz de la ciudad del oeste de Japón, ubicado cerca del centro de la devastadora explosión nuclear, y comenzó con un minuto de silencio a las 8.15 hora local.

Esa fue la hora exacta en la que el B-29 Enola Gay de las Fuerzas Aéreas estadounidenses lanzó el 6 agosto de 1945 el “Little Boy“, el nombre con el que Estados Unidos bautizó al artefacto nuclear.

Tras el minuto de silencio, el alcalde de la ciudad, Kazumi Matsui, pidió a todos los líderes mundiales que respalden el tratado adoptado por 122 miembros de Naciones Unidas a principios de mes para prohibir las armas nucleares, el primero de este tipo a nivel global.

Matsui pidió en particular al Ejecutivo de Japónque manifieste el pacifismo establecido por su Constitución” y “haga todo lo posible por facilitar la adopción global” del pacto.

Por su parte, el primer ministro, Shinzo Abe, evitó mencionar directamente al tratado durante su intervención, aunque destacó la necesidad de que tanto las potencias nucleares como el resto de países “se impliquen para lograr un mundo verdaderamente libre de armas atómicas“.

La ceremonia contó con la participación de representantes de unos 80 países y de la Unión Europea, entre ellos potencias nucleares como Reino Unido, Francia, Estados Unidos o Rusia.

La subsecretaria general de las Naciones Unidas y alta representante para el desarme, la japonesa Izumi Nakamitsu, afirmó que los supervivientes al bombardeo atómico de Hiroshima “envían un mensaje heroico al mundo y un recuerdo de los devastadores efectos de estas armas“, en un mensaje leído en nombre del secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

La bomba lanzada sobre Hiroshima hace 72 años detonó con una intensidad de unos 16 kilotones a unos 600 metros de altura muy cerca de donde se levanta el parque donde tuvo lugar la ceremonia, y acabó de forma inmediata con la vida de unas 80 mil personas.

El número aumentaría hacia finales de 1945, cuando el balance de muertos se elevaba a 140 mil, y en los años posteriores las víctimas por la radiación sumaron más del doble.

Tres días después del ataque sobre Hiroshima, el 9 de agosto de 1945, EE.UU. lanzó una segunda bomba nuclear sobre la ciudad de Nagasaki, lo que desembocó en la capitulación de Japón seis días más tarde y puso fin a la Segunda Guerra Mundial.

comments

Author

Japón al alcance de tus manos. Vídeos, noticias, vida diaria, curiosidades, lugares que no conocías y mucho más!