Japón atenderá llamadas de emergencia en español y otros idiomas

Los hispanohablantes en Japón podrán expresarse en su propio idioma para pedir ayuda en caso de emergencia.

La Agencia de Gestión de Incendios y Desastres prevé atender llamadas de emergencia al 119, las 24 horas y en todo el país, en cinco idiomas, informó Yomiuri Shimbun.

Los idiomas serán: Inglés, chino, coreano, español y portugués.

A tres años de los Juegos Olímpicos de Tokio, el gobierno de Japón busca que los visitantes se sientan más seguros durante su estadía en el país.

Habilitar equipos de rescate para atender a los extranjeros en caso de enfermedad o accidente forma parte del espíritu de OMOTENASHI, palabra japonesa que significa “el valor de la Hospitalidad

La agencia contará con la colaboración de empresas privadas que proveen de intérpretes.

¿Cómo funcionará el servicio? Cuando un extranjero llame al 119, será derivado a un intérprete para traducir en tiempo real la comunicación entre las partes.

Una vez en el lugar de la emergencia, los bomberos y rescatistas podrán contactarse con el intérprete a través de sus teléfonos celulares para poder comunicarse con el extranjero.

En algunas zonas el servicio podría cubrir otros idiomas, como el ruso, el alemán y el francés.

Yomiuri recordó que tras el terremoto que devastó la región de Tohoku en 2011, hubo extranjeros que se quedaron varados porque no podían comunicarse en japonés.

La iniciativa de la agencia para expandir el servicio de emergencia a otros idiomas no es nueva. Actualmente, 306 gobiernos locales atienden llamadas al 119 en lenguas extranjeras.

Entre las empresas que ofrecen servicios de intérpretes figura NEC Networks & System Integration Corp., que tiene acuerdos con 52 departamentos de bomberos en todo el país. La demanda se incrementa año a año.

24,03 millones de turistas extranjeros visitaron Japón en 2016, y el gobierno apunta a aumentar la cifra a 40 millones en 2020.

Tema relacionado: Sistema de traducción para ambulancias en 15 idiomas en Japón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *